Maravillas de México: sus volcanes y leyendas.

spanish podcast advanced

El volcán Popocatépetl

México es un país rico en historias que han pasado de generación en generación, conocidas como leyendas. Esta es la razón por la cual decidí escribir sobre los majestuosos volcanes: el Popocatépetl y la hermosa montaña del Iztaccíhuatl, ya que ambos han sido de gran inspiración para las más bellas leyendas. Estas dos majestuosas bellezas naturales engalanan una de las ciudades más grandes del mundo, localizados entre la Ciudad de México y el estado de Puebla.

La leyenda más popular cuenta la historia de amor entre el apuesto guerrero Popocatépetl y la bella princesa Iztaccíhuatl.

Hace miles de años en una época donde el imperio Azteca reinaba y dominaba el Valle de México (lo que ahora es la Ciudad de México) buscaba dominar a todos los pueblos de su alrededor, razón por la cual el cacique de los Tlaxcaltecas decidió pelear por la libertad de su pueblo para no someterse más al imperio Azteca.
Popocatépetl (guerrero de los tlaxcaltecas) tuvo que ir a la guerra para pelear por su pueblo.
El guerrero Popocatépetl y la princesa Iztaccíhuatl se profesaban un gran amor. Un rival celoso de Popocatépetl le dijo a la princesa Iztaccíhuatl que su amado había muerto en batalla, ella al escuchar esto, murió de tristeza sin saber que todo era mentira.
Poco tiempo después, el guerrero Popocatépetl regresó victorioso de la batalla. Al enterarse del fallecimiento de su amada y con una gran tristeza, decidió honrarla para que todos los pueblos la recordaran, construyendo una tumba ante el sol amontonando cerros para formar una gran montaña. Tomando entre sus brazos el cuerpo de su amada princesa, lo llevó a la cima y lo recostó sobre la gran montaña, tomando la forma de una mujer dormida. Popocatépetl le dio un beso, tomó su antorcha humeante y se arrodilló frente a su amada princesa para velarla.

spanish podcast advanced

El Iztaccíhuatl

Desde aquel entonces permanecen juntos, uno frente al otro. Al paso del tiempo la nieve fue cubriendo sus cuerpos, convirtiéndolos en volcanes y montañas hasta el final de los tiempos.

Cuando el volcán Popocatépetl arroja fumarolas es porque el guerrero Popocatépetl se acuerda de su amada princesa haciendo que su corazón que guarda el fuego de su pasión y amor eterno, tiemble y su antorcha eche humo.

Estas bellezas naturales son un símbolo de México y es posible observarlas desde distintos puntos geográficos e incluso visitar el Parque Nacional Izta-Popo con sus debidas precauciones y siempre siguiendo las indicaciones de los guardabosques y los señalamientos.
Tanto en el volcán como en las inmediaciones se encuentran vestigios arqueológicos. Es interesante que a pesar de que el Popocatépetl es un volcán activo considerado de gran peligrosidad, los pobladores de las inmediaciones reconocen el origen sagrado dado por los antiguos pobladores, teniéndole gran cariño y respeto por lo que es conocido como “Don Goyo”, mientras que el Iztaccíhuatl es popularmente nombrado como “la mujer dormida”, por lo que si algún día visitas México, no te sorprendas al escuchar estos nombres.


Para quienes visitan este blog como parte de su práctica en el español, espero que el vocabulario que viene a continuación les sea útil: